Palabras de Raúl Arias de Para al asumir la Presidencia de la Fundación Avifauna Eugene Eisenmann
Yellow-throated Toucans

Palabras de Raúl Arias de Para al asumir la Presidencia de la Fundación Avifauna Eugene Eisenmann

Panamá
22 de Julio de 2002

Gracias a todos por acompañarnos hoy en esta ocasión.

El momento es propicia para reiterar los objetivos de la Fundación Avifauna Eugene Eisenmann y para reafirmar y renovar nuestro compromiso con ellos.

Los objetivos de la Fundación son dos, proteger la avifauna panameña y honrar la memoria de Eugene Eisenmann.

¿Para qué, por qué queremos proteger la avifauna panameña?

Yo, personalmente, tengo una razón muy poderosa, me gusta la observación de aves, es mi pasatiempo favorito y quiero seguir practicándolo por mucho tiempo. Y quiero que mis hijos, aunque ellos todavía no son “birders”, (pero no pierdo la esperanza), y los descendientes de ellos y de todos Uds. puedan, si así lo desean, practicar la observación de aves a plenitud.

Para lograr eso es necesario proteger las aves y su hábitat los cuales se encuentran amenazados seriamente por el crecimiento desordenado de la población y otros factores que no son del caso analizar ahora.

Pero hay otra razón que me anima, quizás más poderosa, ciertamente más apremiante.

Y es que el enorme patrimonio natural que representa nuestra rica avifauna puede convertirse en oportunidades de empleo bien remunerado para miles de panameños hoy en la pobreza.

He aquí nuestro desafío, he aquí nuestra oportunidad.

Transformar nuestra riqueza natural en riqueza material, de una manera, por supuesto, sostenible.

Una de las formas de hacerlos es a través del negocio de la observación de aves.

¿Sabían Uds. que esta actividad, supremamente pacifica y aparentemente inútil, le produce a nuestro vecino, Costa Rica, la no despreciable suma de US$400 mm al año?

¿Cuanta gente vive de esto? Deben ser miles de personas. Y Panamá bien puede hacer lo mismo y hacerlo mejor pues tenemos más especies de aves y bosques más accesibles.

Entonces, proteger nuestra avifauna es asegurarle al sector empresarial de Panamá que habrá materia prima para realizar la observación de aves y generar empleos bien remunerados.

Esa es en última instancia la razón más poderosa que nos anima: coadyuvar, contribuir, asistir en la generación de empleos. Pues es a los panameños más necesitados a quienes nos debemos, a ellos y a la Madre Tierra, nos debemos por sobre todas las cosas.

El segundo objetivo de la Fundación Avifauna Eugene Eisenmann es precisamente honrar la memoria del hombre cuyo nombre hemos adoptado como nuestro. Eugene Eisenmann.

Eugene Eisenmann fue un panameño extraordinario, tío de Bobby y David, Eugene realizó investigaciones sobre el avifauna nacional y latinoamericana que marcaron la historia en el desarrollo de la ornitología. No en vano, Robert Ridgely le dedicó su obra, Las Aves de Panamá y la reconocida Linnean Society de Nueva York ha establecido la Medalla Eugene Eisenmann, la cual fue otorgada, precisamente a Robert Ridgely el año pasado.

Al honrar su memoria reconocemos el valor del trabajo de los ornitólogos, trabajo la mayor parte de las veces mal remunerado y repleto de sacrificios y vicisitudes. Sin el esfuerzo de estos héroes anónimos no habría guías de campo y sería muy difícil, sino imposible, practicar la observación de aves tal como la conocemos hoy día.

Así pues, la Fundación Avifauna tiene un doble propósito: proteger la avifauna panameña y honrar la memoria de Eugene Eisenmann.

Muchas gracias.

Comments

Leave a Reply